Miss Venezuela 2015: Se mudó a un salón de fiestas residencial.

1.       Miss Venezuela 2015: Salón de fiestas de Residencias Kentucky, Calle El Samán, Colinas de Bello Monte.

           El Miss Venezuela de este año fue balurdo a secas. No balurdo y estrafalario como el del año pasado. Secamente balurdo, incapaz de satisfacer ese placer masoquista que sentimos al ver algo extremadamente chabacano y grotescamente estrafalario. La falta de presupuesto convirtió el concurso en algún tipo de show escolar en el salón de fiesta del edificio Residencias Kentucky en Colinas de Bello Monte, que ahora es la nueva sede oficial. La junta de Venevisión se reunió y decidieron, debido al desmadre económico que vivimos, que este año además de poner la nueva sede en las Residencias Kentucky no habría musical de Osmel, vestidos ridículos para las concursantes o un show musical barato levemente inspirado en las Angels de Victoria’s Secret. Las cámaras con las que se grabó el programa fueron intencionalmente usadas para darle un toque vintage de 1995. El jurado se armó poniendo nombres al azar en una lotería y Osmel fue vetado de hablar durante todo el concurso, dejándonos a un alma muda con el Arco del Triunfo tejido en su chaqueta.

2.       Joropo zuliano.

               Un Miss Venezuela no puede estar completo si no se incluyen shows lo suficientemente ridículos como para hacernos sangrar por los ojos. El primero fue la típica rutina de “cualquiera de nosotras podría ganar”, reliquia prehistórica de la Cuarta República, donde hubo una temática inspirada en la prostitución europea del siglo XIX y los cabarets de mala muerte anteriores a la Primera Guerra Mundial (saliéndome del tono burlón: creo que aquellos bailes tan lascivos que hicieron en la presentación son sumamente denigrantes a las mujeres, mostrándolas como objetos sexuales). El show incluyó, además, bailarines vestidos de… ¿mexicanos? ¿Guardias Reales? ¿Liberace?

                Posteriormente se pudo apreciar la tan esperada ronda de trajes de baños donde las hermosas señoritas modelaron un maravilloso aparato de tortura medieval en el cuello y copias de zapatos Louboutin mientras el cantante Benevides (¿ese no era un rey de la Biblia?) nos enseñaba sus bailes aprendidos en la escuela de mimos para pelear contra seres invisibles como la Sayona. El fondo de la presentación de Benevi(sion)des fue claramente inspirado en las ilusiones ópticas tan típicas de los shows de Beyoncé, sin lograr el efecto deseado. Los shows continuaron con un joropo traído desde el Zulia (¿?) que incluyó una tocadora de cuatro vestida de los años sesenta, bailarinas en minifalda folclórica (¡La revolución feminista llego a los Llanos!) y una sexóloga cantante (así fue descrita, no lo inventé) pues ¿que sería del Miss Venezuela sin música folclórica chimba?

            Otro show que ha de ser recordado de una noche tan linda como esa, fue el show de los Cadillacs quienes lamentablemente no cantaron su excelso éxito “Chávez, corazón del pueblo” para recordarnos ese bello legado de colas, inseguridad e inflación llena de brillo. La presentación incluyó además bailarinas vestidas de sirvientas “sexys” (¿o era una mala referencia a Clueless?) que claramente compiten con las strippers que hicieron pole dancing en la presentación de Kent y Tony en el 2014. ¡Viva la pachanga venezolana!

3.       Twitter for dummies.

             Me encantó la manera de atraer a los videntes a twittear sobre el concurso: prometiéndoles que una mínima imagen de su rostro saldría dos segundos en pantalla. Y tuvo buen resultado.

4.       Novias fantasmas, Elsa de Frozen, Madonna y un Plumero Humano.

              La ronda de vestidos fue menos estrafalaria que en 2014 y se pudo ver a una cantidad de concursantes usar vestidos casi idénticos que los de otras concursantes: los powersuits anteriores al Viernes Negro que están en el closet de tu mamá fueron sumamente usados este año junto a plumeros humanos, axilas al aire, vidrios de seguridad puestos en los muros de las casas revistiendo el vestido y cristales árticos (¿?). Miss Barinas no pudo caminar por lo apretado de su vestido mientras que Miss Bolívar desfiló un vestido prestado por el estudio que hizo el video de Material Girl en 1985. Miss Distrito Capital se inspiró en los mitos del país y se vistió de novia fantasma. El vestido de Frozen de Miss Falcón, quien entró caminando como una malandra, fue descrito como de “chiffon surinamés, tejido con pelo de unicornio pigmeo mongol y diamantes extraídos de la espalda de una rana hada de las cuevas arcoíris”. Miss Nueva Esparta fue vestida de Poseidón mientras que Miss Sucre prefirió ir de plumero gigante. Miss Trujillo mostró su bata de baño morado con la que después trapeó el suelo. Miss Bachaqueo se vio ausente en esta sección.

5.       Traki, for those who feel young!

         Las publicidades entre los segmentos fueron encantadoramente raras. Se pudo ver una cantidad infinita de marcas de zapatos robándose canciones americanas, la peluquería de Jesus Morales prometiéndote hacerte sentir en Nueva York o Paris con una estética Bendecida y Afortunada chic y Traki presumiendo su nueva imagen: Osmel Sousa, quien es el nuevo boom de la cultura pop de Venezuela. (Traki, for those who feel young!).

6.       Celia Cruz y su puercoespín (¿O era Mirla Castellanos?)

                El jurado de este año estuvo conformado por el tan nombrado George Wittels, Bob Abreu, la primerísima Mirla Castellanos vestida de Celia Cruz con un puercoespín en la cabeza (¿o era Dragon Ball Z?) y un montón de celebridades que no conozco porque mi generación no vio la televisión nacional de antaño y no ve la de ahora porque es un total desastre dantesco.

7.       Maite regresó (de 1986)

              La segunda venida de la infaltable Maite Delgado fue recibida por un show con bailarines en flux que seguramente diseñó Osmel. Maite liberó su típica voz grave y mandibuleada estilo Laura Perez, como si se burlara de ella misma, y evocó de esta manera a Maite Delado del Miss Chocozuela. Maite, último líder político de la Cuarta República, representa la única muestra de grandeza del concurso al cual fue condenada por siempre a animarlo inclusive “hasta después que sea más chabacano que todo show en la televisión” por una bruja santera en 1986 cuando era un show de La High Society C.A.

Se dice que aun pregunta si vas a votar por COPEI o AD. 

-

             Para terminar les dejo un vídeo del Miss Venezuela 1997, que tuvo un racimo de celebridades, elefantes y tigres reales, una producción y visuales increíbles y muchas cosas más que el Miss Venezuela 2015 ni sueña en tener. La transformación sucedida en estos dieciocho años (mis dieciocho años de vida) equivale a pasar de lámparas de cristal a bombillos y de muebles franceses a sillas de plástico.

Oh, 1997. 

Miss Universo 2014: Lady Gaga se quedó p...

En medio de la escasez y la baja del petróleo, los venezolanos estamos esperando el momento más sagrada del año: el Miss Universo, que será celebrado el domingo en Doral, Florida (¡Finalmente en Venezuela!). Todos estamos esperando, por muy imposible que parezca, que nuestra bella Miss Universo Gabriela Isler le entregue la corona a Migbelis Castellano, Miss Venezuela 2014 y secretaria oficial de Samsung. Hoy, a dos días del concurso, se celebró la ronda de trajes típicos o mejor dicho de trapos extravagantes levemente inspirados en los países. La conclusión: Lady Gaga se quedó p...

1 - Miss Venezuela. No pienso hablar mal de ti. ¡Viva nuestro araguaney que está floreciendo anormalmente en enero! (Gracias calentamiento global)

Miss Venezuela

Miss Venezuela

2 - Querida Miss Líbano, se que eres la representante de mi otro pueblo pero, chica, te pasaste. Usaste exactamente lo que mi mamá compra en la tiendita folklorica de Ehden cada vez que vamos al Líbano: sus batas de descanso.  

Miss Líbano

Miss Líbano

3 - Suiza, Suiza, Suiza... Te veo un minuto más y me muero de la depresión. 

Miss Suiza

Miss Suiza

4 - Nueva Zelanda (¿O Miss Arendelle?), que ustedes tengan fiordos no les da derecho a creerse la versión drag queen de Elsa de Frozen. 

Miss Nueva Zelanda/Arendelle

Miss Nueva Zelanda/Arendelle

5 - Me asusté. Es todo lo que tengo que decir de Trinidad y Tobago.

Miss Trinidad y Tobago

Miss Trinidad y Tobago

6 -  ¡Que genial! ¿Quien diría que Lana del Rey representaría a Serbia? 

Miss Serbia

Miss Serbia

7 - Ven, conoce a Eslovenia: la tierra de vestidos de graduación gringa.

Miss Eslovenia

Miss Eslovenia

8 - Israel, te pasaste de creativa.

Miss Israel

Miss Israel

9 - Eslovakia, cuidado y tu madrastra y hermanastras malvadas te rompen el vestido.

Miss Eslovakia

Miss Eslovakia

10 - Tanzania: La Sirenita en Broadway. 

Miss Tanzania

Miss Tanzania

11 - Alemania, quiero que sepas que me encantó que representaras el muro pero no entendí porque los 99 Red Balloons son blancos y no rojos. 

Miss Alemania

Miss Alemania

12 -  ¡Ganaste Miss Canadá! Llegaste a un nuevo nivel de anormalidad. Agradece que aquí no hay diplomacia o ya serían Montana del Norte.

Miss Canada

Miss Canada

¡Vamos Venezuela! 

El Vestido de Jean de Katy: Los 90s Están de Vuelta.

image.jpg
El vestido de jean de Katy Perry en los 2014 VMAs. 

El vestido de jean de Katy Perry en los 2014 VMAs. 

Capaz Britney ya no sea una colegiala católica sexy y las Spice Girls no sean la cara de Inglaterra (Cool Britannia sigues en nuestros corazones), pero su alegre era (finalmente) ha vuelto. La cultura pop nos ha mostrado muchas señales de esta resurrección, esta copia zombie de los coloridos tiempos antebellum entre el fin de la Guerra Fría y el 11 de septiembre, pero ahora tenemos una prueba final: Ayer, Katy Perry y su muy pintoresca pareja hicieron su gran entrada a los 2014 VMAs usando un vestido y un traje de jean. Oh sí. Lo leíste bien. Estaban usando una replica del famoso juego de traje y vestido de jean que Britney Spears y Justin Timberlake usaron en los 2001 AMAs. 

Britney Spears y su vestido de jean en los 2014 AMAs

Britney Spears y su vestido de jean en los 2014 AMAs

Ok. Yo se. Usaron los trajes de jean en 2001 y no los 90s. Pero tu sabes, 2001 fue casi de los 90s… Fue una parte de la misma era cultural: Britney and Christina aun eran muy populares, la moda era muy similar a la de finales de los 90s y, bueno, el mundo aun disfrutaba de esa jovialidad infectada de bubblegum pop de los días de la Spicemania. Esa es la era revivida de la que hablo: Un periodo que va mas o menos de los 1990s a principios de los 2000s. 

Pasar el verano en el Precollege de NYU me hizo darme cuenta de esta resurrección. Mi dormitorio estaba al frente de Washington Square Park, donde de vez en cuando me gustaba pasar el tiempo con mis amigas. Bajo la luz del sol que entraba por los árboles, y con el arco y la fuente a la vista, tuve mi epifanía: Estaba viviendo en Clueless! La gente por todo el parque llevaba artículos típicos de la época: camisetas tie-dye, jeans y minifaldas de talle alto, pantalones de paracaídas, blusas, cualquier pieza posible de jean, bragas de jesn, zapatos Dr. Martens, sneakers altos e incluso las enormes sandalias de plataforma de tacón al estilo Spice Girl. 

Escena de Clueless (1996)

Escena de Clueless (1996)

Mientras descubría este (impresionante) nuevo mundo, donde algunos hispters (o tal vez una nueva especie urbana) se visten como el Príncipe de Bel-Air, empecé a darme cuenta de cosas nuevas en las series de televisión y las películas de la era: "la ropa de la primera temporada de Friends ve muy actual!" o "¡Hey! Este (traje que Cher Horowitz está usando) se parece a uno de mi hermana! ". Esto pronto se convirtió en una nueva visión del mundo donde yo estaba redescubriendo los años 90, tal como cuando me di cuenta que una de mis amigas se vestía como alguien de Clueless. Pero la moda no es lo único que se venafectado por este renacimiento: las noticias de la resurrección estaban por todas partes.

Primero fue el video de "Fancy" de Iggy Azalea, la canción del verano, en el que se reviven escenas enteras del 1996 clásico Clueless. Luego fue la televisión: La primera cosa que descubrí fue la nueva película de Lifetime, The Unauthorized Saved by the Bell Story (pura paj*), pero pronto descubrí que clásicos dibujos animados de los 90s como El Autobús Mágico y las Chicas Superpoderosas regresarían en 2016 Por último, me quedé sorprendido de ver un cartel Teenage Mutant Ninja Turtles en el cine (apuesto a que tendremos una película de Power Rangers pronto): los años 90 estaban de vuelta.

Fancy de Iggy Azalea. El video es una total imitación de Clueless. 

Fancy de Iggy Azalea. El video es una total imitación de Clueless. 

La razón de este renacimiento es simple: el mundo es un desastre. Vivimos en un planeta donde la gente está siendo decapitado por su fe en Irak y donde el aumento del nivel del mar ya es una distopía de ciencia ficción, sino una realidad; un mundo donde diminutas pero potentes corporaciones causan grandes tasas de desempleo y donde durante una década no ha parado la guerra en las mismas regiones; un mundo donde la economía ha fallado y donde a veces la gente parece más interesada en sus teléfonos que en sus amigos. Es normal mirar al pasado y encontrar placer en ella. Es sólo una forma de escapar, un intento de encontrar la felicidad en una época que ya se fue. Estamos creando un mundo basado en nuestra nostalgia glamorizada del pasado, un sentimiento que incluso la gente como yo, que eramos infantes en aquellos momentos, puede sentir. 

Los años 90 eran estupendos y su resurrección me hace más feliz. Su cultura, con su cultura pop y su moda, trae un aire fresco a nuestra oscura, grotesca y pesimista situación. De todas formas, la nostalgia es un ciclo que ocurre durante cada década y cada período cultural. Sólo espero, después de ver el tributo de Katy a Britney (me encantó, ¿de acuerdo?), Que el revical nostálgico de la época de Paris Hilton-Juicy tracksuits-Smallville se tarde mucho antes de aparecer (Excepto ustedes, queridas Mean Girls, Freaky Friday y White Chicks. Ustedes pueden volver cuando quiera.)

K de Kardashian

A veces decimos cosas estúpidas que amenazan con colapsar al universo entero y causar un vórtice inter-dimensional come-hombres de naturaleza cuántica que abriría las puertas a un universo inhabitado por híbridos entre  humano y bloques de Tetris. Bueno, no exactamente… pero a veces las palabras pueden ser realmente peligrosas. Así que por favor, queridos lectores, estén listos para lanzarme cosas porque estoy a punto de decir algo a la “Déjalos comer pastel”: Quiero ver una película biografía de las Kardashians.

El ensayo de bodas de Kim fue en el Palacio de Versailles. (Foto: nymag.com)

El ensayo de bodas de Kim fue en el Palacio de Versailles. (Foto: nymag.com)

La historia ha producido importantes familias de gran fascinación pública: los Tudor, los Borgia, los Romanov, Los Windsor, Los Astor, los Kennedy, y más recientemente los Kardashian. Esta popular familia americana de origen armenio ha tomado nuestros periódicos, televisores, y la cultura popular. ¿Por qué? Porque su vida es uno de los mejor vendidos shows de drama: El reality show “Keeping Up with the Kardashians”.

Entre constantes “I was like ‘oh my God’…” y preocupaciones babilónicas de Hollywood; la familia muestra su vida entera al mundo en una versión moderna, “real”, y menos elegante de “Dynasty”. ¿Cómo una familia burguesa californiana llegó a tal fama? Un día, Kim hizo un sex-tape. Años después celebraba en el Palacio de Versalles el ensayo de su tercera boda. Esta familia se ha vuelto la fascinación de millones de millenials obsesionados con la digitalización de la vida común (Instagram a nivel macrocósmico) y ha logrado que “KKK” pasara de significar la peor organización racista de los EUA a significar: Kim, Kourtney, y Khloe.

Es por esta súbita y confusa ola de Kardashianización que tomó a nuestra sociedad que quiero un film de ellos. Vamos a aceptarlo; son algo fascinante. Son una obsesión rara de la cultura popular; son grandes iconos con el talento de hacer-nada. 

La imitación de las hermanas Kardashian en SNL. 

La imitación de las hermanas Kardashian en SNL. 

Las Kardashians son un síntoma de estos tiempos convulsionados tan similares a Matrix, por eso quiero un film atrayente a la vista que nos cuente como algo tan banal se volvió tan importante; no por ser ellas, si no por lo que significan para la cultura moderna. Una película que explique el enigma Kardashian y su auge en la fama; una película que explique aquel anormal aspecto cultural del Zeitgeist moderno y del mundo de la Generación Y. Mientras tanto, seguiré disfrutando la sátira de SNL que tan graciosamente burla la Kardashianmanía y el enigma que son dentro de nuestra cultura actual.