K de Kardashian

A veces decimos cosas estúpidas que amenazan con colapsar al universo entero y causar un vórtice inter-dimensional come-hombres de naturaleza cuántica que abriría las puertas a un universo inhabitado por híbridos entre  humano y bloques de Tetris. Bueno, no exactamente… pero a veces las palabras pueden ser realmente peligrosas. Así que por favor, queridos lectores, estén listos para lanzarme cosas porque estoy a punto de decir algo a la “Déjalos comer pastel”: Quiero ver una película biografía de las Kardashians.

El ensayo de bodas de Kim fue en el Palacio de Versailles. (Foto: nymag.com)

El ensayo de bodas de Kim fue en el Palacio de Versailles. (Foto: nymag.com)

La historia ha producido importantes familias de gran fascinación pública: los Tudor, los Borgia, los Romanov, Los Windsor, Los Astor, los Kennedy, y más recientemente los Kardashian. Esta popular familia americana de origen armenio ha tomado nuestros periódicos, televisores, y la cultura popular. ¿Por qué? Porque su vida es uno de los mejor vendidos shows de drama: El reality show “Keeping Up with the Kardashians”.

Entre constantes “I was like ‘oh my God’…” y preocupaciones babilónicas de Hollywood; la familia muestra su vida entera al mundo en una versión moderna, “real”, y menos elegante de “Dynasty”. ¿Cómo una familia burguesa californiana llegó a tal fama? Un día, Kim hizo un sex-tape. Años después celebraba en el Palacio de Versalles el ensayo de su tercera boda. Esta familia se ha vuelto la fascinación de millones de millenials obsesionados con la digitalización de la vida común (Instagram a nivel macrocósmico) y ha logrado que “KKK” pasara de significar la peor organización racista de los EUA a significar: Kim, Kourtney, y Khloe.

Es por esta súbita y confusa ola de Kardashianización que tomó a nuestra sociedad que quiero un film de ellos. Vamos a aceptarlo; son algo fascinante. Son una obsesión rara de la cultura popular; son grandes iconos con el talento de hacer-nada. 

La imitación de las hermanas Kardashian en SNL. 

La imitación de las hermanas Kardashian en SNL. 

Las Kardashians son un síntoma de estos tiempos convulsionados tan similares a Matrix, por eso quiero un film atrayente a la vista que nos cuente como algo tan banal se volvió tan importante; no por ser ellas, si no por lo que significan para la cultura moderna. Una película que explique el enigma Kardashian y su auge en la fama; una película que explique aquel anormal aspecto cultural del Zeitgeist moderno y del mundo de la Generación Y. Mientras tanto, seguiré disfrutando la sátira de SNL que tan graciosamente burla la Kardashianmanía y el enigma que son dentro de nuestra cultura actual.