Muerte de una Reina de Belleza

Génesis herida siendo llevada al hospital.

Génesis herida siendo llevada al hospital.

El día de ayer, en medio del escandalo causada por la antidemocrática aprehensión de Leopoldo López por parte del totalitario gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, las redes sociales (Que son de los pocos medios libres y no censurados del país) se vieron impactadas ante la noticia que la joven Génesis Carmona había sufrido un disparo en la cabeza por parte de fuerzas aliadas al gobierno tras manifestar en la ciudad de Valencia como parte de la oleada de demostraciones en contra del gobierno de Maduro por toda Venezuela. 

Génesis, con una bala dentro de su cabeza, fue llevada al hospital donde lamentablemente falleció esta mañana. La joven no era famosa y mucho menos una celebridad. Pero el simple hecho de que fue Miss Turismo Carabobo 2013 llamó la atención de una nación entera.



Venezuela es mundialmente famosa por dos razones: Sus hermosas reinas de belleza y sus telenovelas. Ser reina de belleza en aquella tropical nación Sudamérica es el equivalente a ser una celebridad de Hollywood. Es un país donde cada año las familias se sientan en sus hogares a ver el Miss Venezuela por el televisor y escapar de sus problemas. Un país donde un concurso de belleza no es antifeminista si no una entrada a un mundo artístico. Un país que se enorgullece ante sus reinas por poseer la mayor cantidad de títulos ganados en todo el mundo. El país de las mujeres bellas.

La obsesión por la belleza en Venezuela, como una autóctona tradición nativa, es vista con cierta negatividad en el exterior aunque dentro de dicha nación no va más allá que una simple tradición cultural. El venezolano, ahogado de angustias y problemas, ve lo imposible cada noche en su televisión. Ve a la criada casarse con sus jefe burgués en la telenovela. Ve a una escuálida muchacha convertirse en una despampanante mujer representando el país internacionalmente en el Miss Universo. Ve a la ingenua Miss convertirse en una de las actrices más importantes de la televisión nacional e inclusive introducirse en la internacional (Tomemos de ejemplo a Alicia Machado, Miss Universo 1995, quien apareció en la serie americana The Nanny y en muchas telenovelas hispanohablantes). En algunas casos extraordinarios, la Miss va más allá de la farándula: Irene Sáez, Miss Universo 1981, no solo fue alcalde del exitoso municipio Chacao (El más rico de Caracas) y gobernadora del estado Nueva Esparta si no también candidata a la presidencia en 1998 y nombrada la 83era mujer mas poderosa del planeta por The Times de Londres. El venezolano ve sus sueños y deseos en ellas, ve un escape maravilloso de sus problemas del día a día.



Las Miss Venezuela son epitomes y personificaciones del país. Son sus sueños y deseos convertidos en mujer. Son una representación de sus dos orgullos: Los concursos de belleza y las telenovelas donde muchas veces actúan. Pero el hecho que una Miss de menor rango fuese disparada hoy de manera tan brutal solo me trajo memorias recientes: Mónica Spear.



Miss Venezuela 2014

Miss Venezuela 2014

A principios de enero de este año, la actriz de telenovelas y cuarta finalista de Miss Venezuela 2005, Mónica Spear se encontraba con su esposo e hija de vacaciones por su país pues residenciaba en Miami. La familia se encontraba en una autopista desolada en el oeste del país (En el mismo estado donde Génesis fue disparada) en horas de la noche cuando el auto tuvo un inofensivo accidente. La familia esperaba asistencia cuando un grupo de criminales, menores de edad, trataron de robarlos. La familia Berry-Spear se encerró en el auto, temiendo por sus vidas, y así recibieron una serie de disparos por parte de los criminales. Mónica y su esposo fallecieron al instante y su pequeña hija de cinco años quedo herida. Pensar en esa pobre niña me retuerce el alma: La desesperación, el terror, la sangre, los gritos y después el silencio. No debe haber algo más duro para un hijo que presenciar la muerte de sus padres de manera tan macabra. Tras el asesinato; el país se vio escandalizado como no lo hacia desde mucho tiempo, estaba y está adaptado a la muerte (25,000 muertes violentas el año anterior). Pero esta vez era diferente. Una actriz y Miss amada había sido asesinada de tan brutal manera.



En aquel luto-escandalo, muchos recurrieron a una simple pero verdadera frase: La vida imita el arte. Mónica había muerto muchas veces en sus telenovelas de diferentes maneras. Ahora, el incidente con Génesis me ha dejado pensando. El Universo no es más que una obra de arte simbolista. La muerte de Mónica refleja una realidad: La personificación de la cultura venezolana, Miss y actriz de telenovela, y por ende Venezuela en su totalidad siendo asesinada por una balacera. Ahora, Génesis nos devela otra imagen simbólica. La misma personificación y alegoría siendo disparada por las fuerzas del gobierno. Un gobierno, el de Nicolás Maduro, que dispara contra Venezuela; matándola. Un gobierno que dispara contra sus indefensos ciudadanos. Y como dijo Simón Bolívar, maldito el soldado que dispare contra su pueblo.


Descansa en paz, Génesis Carmona.