Rojo es el Color de la Sangre (Y del Gobierno)

¿Estamos ante la presencia de un auge de violencia entre chavistas en Venezuela? Los eventos recientes parecen indicar que sí. 

Odreman junto a Serra. 

Odreman junto a Serra. 

Todo comenzó el 1 de octubre, cuando el diputado chavista Robert Serra - el más joven en la historia del país - apareció brutalmente asesinado - apuñalado y probablemente degollado - junto a una víctima mujer. Según la no muy clara información que se tiene en un país con tanta censura, Serra había recibido a un grupo de hombres conocidos en su casa quienes después procedieron a amarrarlo y quitarle la vida salvajemente. Tras el anuncio, muchos venezolanos acusaron al gobierno de cometer el crimen, en especial después de que la madre de Serra afirmara que el asesino estaba en la Asamblea Nacional: un órgano dominado por el chavismo.  

Estas afirmaciones permanecieron como simples teorías conspirativas hasta el día 7 de noviembre. Las primeras noticias que llegaron reportaron de un enfrentamiento entre la policía nacional y las milicias urbanas pro-gobierno conocidas como "colectivos" en Caracas que dejaron a uno de los líderes del colectivo muerto. La lucha duró ocho horas, puesto que debido al asesinato, los colectivos raptaron a tres policías. José Odreman, uno de los líderes del colectivo, habló con periodistas mientras esto pasaba. Sus declaraciones fueron contundentes: explicó que su compañero había sido asesinado mientras dormía y responzabilizó al Ministro de Justicia, Miguel Rodriguez Torres, si algo le pasaba. Además, Odreman señaló un lazo entre ambos incidentes. Poco después, Odreman fue asesinado.

El gobierno acusó al grupo de ser una banda de criminales y de no tener afiliación alguna con ellos, pero pronto una serie de fotos - que incluían a Odreman con Hugo Chávez, Cilia Flores, Serra y otros - desmintió al gobierno. Inmediatamente, el colectivo - llamado 5 de Marzo - acusó a Maduro, Diosdado Cabello y Rodriguez Torres de asesinos en su cuenta de Twitter, declarandole la guerra a muerte a estos hombres y su separación oficial de la revolución que juraron proteger. 

Pero, ¿Quienes son estos colectivos? Los colectivos son un grupo de bandas paramilitares armadas creadas por la Revolución Bolivariana para servir como su macabra defensa - pues harán lo que sea necesario para mantenerla viva. Estos grupos motorizados están en una expansión de poder, pues han tomado a varios sectores pobres de la capital bajo su poder y han sometido a un yugo de terror a los habitantes humildes de Caracas - siendo esta la razón por la que sus voces políticas no se suelen oír. Los colectivos - incluyendo a su banda más famosa, los tuparamos - han funcionado como el órgano más déspota de la dictadura pues son quienes están detrás de las masacres de estudiantes en febrero de este año. Ahora, una parte de estos "héroes" revolucionarios, asesinados de estudiantes y paramilitares urbanos, se han convertido en enemigos del régimen que juraron defender hasta la muerte. 

image.jpg

El día de ayer, el colectivo 5 de Marzo le declaró la guerra a Diosdado Cabello y al gobierno, mostrando la fuerte discusión que tuvieron con este a través de los mensajes de Twitter. Los colectivos inclusive aceptaron haber asesinado a los estudiantes siguiendo las ordenes de Cabello: "después que nos pagaste, después que nos mandaste a matar estudiantes".

image.jpg

Según ciertos reportes extraoficiales, en los cuales no planeo indagar, Rodriguez Torres y Robert Serra se vieron involucrados en una lucha de poder junto a otros chavistas por el control de los colectivos, llevando a los eventos actuales. Esto es la mayor muestra de la fraccionalización política del gobierno en varios bandos enemigos tras la muerte de Hugo Chávez. 

Lo preocupante de estos eventos no es el posible fin del chavismo y la Revolución a través de una lucha de poder, si no la manera que esto podría desenvolverse. Venezuela podría presenciar un fuerte auge de violencia política y sangrientos enfrentamientos armados entre el ejercito/policia contra los colectivos, además de la muerte o los intentos de asesinato de diferentes políticos. La violencia que ha caracterizado a Venezuela en los últimos años podría llegar a niveles nunca ante vistos. Las nuevas historias de violencia podrían ser de chavistas ricos comiendo en restaurantes y siendo abaleados impunemente ante la vista de todos; el asesinato de importantes políticos en manos de los colectivos; la muerte de inocentes del CICPC y muchos renunciando a sus puestos; otros colectivos uniendose a esta guerra; o luchas entre el ejercito y los colectivos. Historias dignas de la Colombia de Pablo Escobar. Si esta "guerra" ha de iniciar, hay que temer.